viernes, 28 de agosto de 2009

Edward Hopper: Luz de sol en el segundo piso

Luz de sol en el segundo piso (1960), de Edward Hopper.

15 comentarios:

molinos dijo...

Cómo me gusta Hopper..creo que tiene que ver con mi gusto por loa autores americanos contemporáneos.
Los cuadros de Hopper me resultan en cierta manera "literarios", pero puede que sea solo una percepción mía.

Elvira dijo...

Y a mí. Lo que sí se ha dicho de su obra, creo, es que es cinematográfica o teatral. Y como ya dije en otra entrada, una casa que él pintó (House by the railroad) dicen que inspiró a Hitchcock para la casa de Psicosis.

Francisco Machuca dijo...

Veo que te ha entusiasmado Hopper,lo sabía.
En El sol en el segundo piso,dos casas blancas,con idénticos tejados a dos aguas,cada una con dos ventanas en el segundo piso y una en el tercero,plantan cara al sol.Los tejados son de un gris azulado oscuro,con los lados sombreados de un azul violáceo.En el porche de la casa que está más cerca de quien mira el cuadro,una mujer mayor,vestida de azul marino,lee en una silla,mientras una joven,de pantalones cortos y sujetador,está sentada de lado sobre un barandal del porche.Detrás de los hastiales gemelos hay un grupo de árboles que, por la inclinación con la que se elevan,dan la impresión de crecer en la pendiente de una colina.Oscuros y amenazadores,parecen,sin embargo,remitir lo mismo a la condición salvaje de la naturaleza que al orden,quizá a causa de la acompasada progresión de sus troncos.De hecho,el cuadro entero está particularmente bien ordenado.Pero las figuras no parecen contribuir al equilibrio de esa disposición:generan un tipo distinto de energía,más vivaz y, en consecuencia,tendiente a socavar la estabilidad de la escena.En una pintura donde todo parece perfectamente resuelto en relación con todo,encontramos a estas dos mujeres cuyo vínculo entre sí no está claro.La mujer mayor lee una revista,la joven mira más allá del marco de la pintura.El hecho de que estén ocupadas cada una en lo suyo,y sin embargo compartan el mismo porche,es suficiente para sugerir posibilidades narrativas que llevarían al espectador muy lejos de lo que tiene ante los ojos.No obstante,estas dos maneras de involucrarse visualmente en el cuadro-la espacial y la narrativa-parecen equilibrarse entre sí,sin que ninguna de ellas asuma un dominio total cuando las narraciones que aportamos nos llevan demasiado lejos,la geometría de la pintura nos llama de vuelta,y cuando esta geometría se torna aburrida su potencial narrativo se reafirma.

Es mi manera,mi querida Elvira,de responderte sobre el comentario que me dejastes en mi último post.El aburrimiento forma parte de casi todos los personajes de Hopper,y sobre el aburrimiento de los demás,nosotros extraemos suculentas historias.

Besos y un fuerte y caluros abrazo.

Pilar en Córdoba dijo...

fantástica la luz¡¡¡¡ muy bien puesto el título.

limpio y nítido, y es verdad que cinematográfico, me lo parece.

gracias Elvira, lo que estoy disfrutando con tu arte favorito :)

besos

Cristina dijo...

Me uno al gusto por Hopper. Son cuadros con los que es muy fácil "montarse una película". Cuentan cosas, pero no lo cuentan todo.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Hay algo muy atractivo en la pintura de Hopper para mí:su estilo simple y esquemático.
Me parece justo pensar que fue uno de los que influyó en la vuelta al arte figurativo posterior y en el Pop Art.
Es una imagen muy agradable y veraniega,que nos va apuntando ya a una despedida de las vacaciones.
Un saludo.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Por cierto , yo puse un comentario sobre un cuadro muy conocido de este pintor. Si te apetece puedes verlo en esta dirección:
http://pincelyburil.blogspot.com/2008/10/edward-hopper-maestro-clsico-de.html

Elvira dijo...

Sí, Francisco. Y no hará demasiado tiempo que lo descubrí.

¡Anda! Me acabas de descubrir que son dos mujeres, creía que la señora mayor era un señor, y ya me había montado la película de que era un matrimonio: él rico y mayor y ella joven y bella, jajaja! Estoy un poco cegata. :-)

Sí que sugieren muchas cosas las escenas y los personajes de Hopper. Me encanta todo lo que cuentas del cuadro, y sería estupendo escribir una historia basada en él. Eres muy observador. Sí que está muy bien ordenado todo el cuadro. Arquitectónicamente me gusta. Tienes mucha razón en lo del equilibrio visual-narrativo, no se me habría ocurrido.

Creo que la chica lleva uno de esos bikinis antiguos, en los que la parte de abajo era como un pantaloncillo. Uno se imagina la playa delante de la casa, y que dentro de un rato ella va a darse un chapuzón.

Sus personajes parecen solitarios, pensativos, aburridos, son muy intensos, no dejan indiferente.

Gracias por tu respuesta. Besos y un fuerte abrazo

Elvira dijo...

Hola Pilar, me alegra que disfrutes estos cuadros tanto como yo. Un beso

Elvira dijo...

Hola Cristina: ¡qué bueno cuando el arte cuenta muchas cosas y sugiere muchas más!

Hola Pilar Álamo: Es interesante lo que dices de que influyó en la vuelta al arte figurativo posterior. Ahora me voy a mirar esa entrada que me citas, me interesa mucho ver qué cuentas.

Saludos a las dos

Montse dijo...

Sí que es verdad que sugiere una historia, y las observaciones de Francisco son extraordinarias.
¿Puedo añadir?
Creo que la igualdad de las dos casas contrasta con las dos mujeres, que son antagónicas en edad, vestimenta y actitud, es la mezcla de igual-desigual lo que me gusta del cuadro y, desde luego, parecen que se unen para mirar al mar ¡es genial!
Elvira, gracias por las obras hermosas que nos das a conocer.
Mil besos.

Elvira dijo...

Bienvenidos tus comentarios siempre, Montse! Es cierto lo que observas. Y veo que a ti también te parece que tienen el mar delante. Creo que no es sólo por el bikini de la chica joven, sino que es también el tipo de luz lo que me hace pensar en el mar.

Gracias a ti y mil besos!

Kinezoe dijo...

Me encanta la luminosidad de este cuadro con esa terraza abierta al exterior. Me gustaría ver lo que se extiende frente a la casa. Probablemente una vasta, diáfana y solitaria explanada... La gran monotonía.

Abrazos.

Elvira dijo...

A mí también. Yo imaginé una playa delante. Es uno de los cuadros que más me gustan de Hopper.

Abrazos

Kinezoe dijo...

Sí, ahora que lo dices quedaría mejor una playa, de hecho, la señorita que está sobre la barandilla parece estar en traje de baño lista para zambullirse... Jeje... No sé, lo de la explanada solitaria fue una primera impresión...

Abrazos.